real4exam prom dresses uk online JGC | J. García Carrión | Actualidad

InicioActualidad › Quien no es optimista no puede ser empresario

Volver

Quien no es optimista no puede ser empresario

Autor: Expansión

Cuando hace 32 años, José García-Carrión (Jumilla, Murcia, 1948) decidió envasar el vino en Tetra Brik, su padre le dijo que “era como meterlo en una caja de zapatos”. “Estuvo dos meses que casi no le hablaba”, recuerda Rafaela Corujo, Fala, esposa de José y responsable de publicidad y márketing de este grupo de alimentación, la mujer que le acompaña en la vida y en la empresa. Envasar el vino en cartón fue una de las muchas decisiones rompedoras que se han tomado en esta compañía, que facturó 810 millones en 2012 y que exporta a 155 países. Una empresa familiar muy profesionalizada, en la que su hijo Luciano, al frente de la actividad exportadora, ya es la quinta generación. “Hay que pensar en global; estar en Albacete y en EEUU. Somos de Jumilla, pero a la hora de vender nos ponemos el mundo por montera”.

¿Es más importante la tenacidad o tener una visión a largo plazo?
Sin tenacidad y esfuerzo no puede haber una empresa a largo plazo. Pero hay algo que creo que no me ha fallado en estos 45 años: lo que soñábamos entonces, lo estamos haciendo ahora: diversificar, internacionalizar. Las metas aclaran las ideas y evitan dar bandazos. Supongo que es visión.

¿Qué le ha enseñado el campo?
A ser paciente. El campo tiene sus tiempos. Si vas muy deprisa, puedes correr el peligro de entrar en negocios de moda, como fue la construcción en su momento.

¿No le tentaron durante la burbuja para entrar en el ‘ladrillo’?
Fala: Yo veía cómo la gente se hacía millonaria y le decía: “Pepe, somos tontos”. Pero él siempre lo ha tenido muy claro: zapatero, a tus zapatos, y esta familia se ha dedicado al vino desde hace siglos. Y lo que se gana, se
vuelve a invertir en la empresa.
José: Hubiera sido entrar en lo que no conoces, y yo pienso: ni un minuto ni un euro fuera de mi negocio.

¿Soñó con elaborar vino de calidad fuera de Jumilla?
Sí, ése ha sido parte de mi sueño empresarial: hoy estamos en Rioja, Ribera, Rueda... En las diez denominaciones más importantes. Nuestra ambición es hacer bien las cosas.

Pero se pueden hacer bien las cosas y no ser líder.
Hay que esforzarse por liderar lo tuyo, porque si no lo haces, si no eres mejor que los demás, puedes estar en
muchos sitios, pero desaparecer. Nosotros invertimos mucho en investigación y en nuestras plantas antes de
la crisis, y cuando llegaron las dificultades teníamos los deberes hechos. Eso, más que visión, es previsión.

¿De quién ha aprendido tanto?
Mi padre me enseñó el valor del esfuerzo, la abnegación, el sacrificio, el tesón. Él y mi abuelo sí que trabajaron
muy duro, con muchos riesgos. Los dos eran perfeccionistas y no dejaban nada a medias.
Fala: Recién casada se me quedó grabada una frase de tu padre: “Hijo, no engañes nunca a un agricultor y siempre lo tendrás contigo”. Hoy trabajamos con 44.000 agricultores.

¿España ha sido una bebida con demasiadas burbujas?
Más que las burbujas inmobiliaria y financiera, lo que hemos vivido es un desmadre del consumo de tal tamaño,
que el ajuste tiene que ser brutal. Pero somos un país con grandes empresarios y grandes posibilidades.

¿Hablamos en exceso de la crisis?
Sí, tenemos a la población un poco deprimida. Yo creo firmemente en el potencial de España; tenemos que quitarmos el miedo de encima. Hay mucho sufrimiento a nuestro alrededor, pero también mucha energía, mucha capacidad y solidaridad.

¿Tenemos cierta obligación de ser optimistas?
Yo creo que sí, y eso no significa ser ilusos. El empresario que no es optimista no puede ser empresario.

¿La empresa no es para tristes?
Puedes tener muchos fracasos en la vida, pero hay que levantarse una y otra vez. La empresa triunfa cuando tienes más aciertos que errores, pero siempre pensando en que, al final, las cosas te van a salir bien.

¿Qué destaca de su esposa?
Es muy arrojada, muy valiente, constante: jamás ha tirado la toalla.

Y usted, Fala, ¿puede decirnos cómo es José de cerca?
Es una persona con muchas ideas y perspectiva. ¡Mira que estar más de 40 años casada con un hombre al que
siempre tienes que darle la razón! ¡Pero suele tenerla! Yo creo en todo lo que él hace y siempre he intentado
apoyarle en todo.

Trabajan juntos desde las siete de la mañana. ¿No se cansan?
Para conseguir lo que hemos logrado hace falta alguien que te empuje y te motive, no alguien que te tire para atrás. Fala mira hacia adelante.

La vida también les ha propinado golpes familiares muy duros; han sufrido pérdidas. ¿Hay que aprender
a exprimir lo bueno?

Sí, la vida es terrible a veces. Nos ha salvado el trabajo y el cariño de la gente. Ahora tenemos una ilusión inmensa con nuestros tres nietos. Lo más importante siempre son las personas que tienes alrededor.

Cuéntanos un poco más sobre ti

Formato dd/mm/yyyy

Mujer Hombre

Recibe nuestra newsletter